Parroquia Santisimo Redentor Madrid

Adviento 2016: Evangelizados y Evangelizadores

sin-titulo

 

ADVIENTO 2016

 

La palabra Adviento tiene su origen en el término latino “adventus”, que significa “venida” o “advenimiento”.

Desde el principio el Adviento es considerado como un tiempo de “espera”.

El primer Adviento que vivieron los cristianos fue la espera del retorno glorioso de Jesús al final de los tiempos.

El apóstol Pablo aseguraba: El Señor vendrá, pero “que nadie os engañe” (2 Ts 2,3). De ahí que la tensión entre el “hoy” de la vida y el “Día del Señor” que no ha llegado, convierta la vida cristiana en un “adviento” permanente.

La celebración del Adviento convoca a mantener viva la esperanza. Por eso hemos de orar: “Ven, Señor Jesús”, no porque se haya ausentado o alejado, sino porque todavía no le hemos abierto el interior de par en par…

adviento-2016En Adviento, los cristianos agradecemos especialmente a Dios la iniciativa de salvarnos. Participamos de la esperanza que había en el antiguo pueblo de Israel cuando se suspiraba por la venida del Mesías Salvador.

Y es que en el tiempo presente, como en otros anteriores, la salvación de Dios reclama apertura de corazón por nuestra parte y conversión para que aire sano del Evangelio nos ventile por completo.

En verdad, el Adviento es cosa de todo el año y de cada día.

Es una disposición personal, una actitud del alma: revestirse de Cristo, acercarnos lo más posible a su mentalidad, a su modo de sentir y de actuar.

Por tanto, hagamos el recorrido existencial con conciencia sana y esperanza cristiana. Siendo esta una de las virtudes teologales, ha de recoger todas las esperanzas humanas que llevamos en el corazón.