Parroquia Santisimo Redentor Madrid

Retiro Parroquial de Cuaresma 1 de Abril

Todo retiro comporta recogimiento, concentración, pero no para evadirnos, sino para revisar la vida, sopesar el nivel de respuesta que estamos dando al Evangelio y examinar el compromiso cristiano que estamos practicando.

Todo para reforzar la espiritualidad y las motivaciones que nos estimulan.

Jesús se “retiraba” de vez en cuando, individualmente o con los suyos, para intensificar la vida interior, aprovechando las ocasiones que la actividad diaria iba dejando…

¿Qué hacía Jesús cuando se retiraba individualmente o con los suyos? Fijémonos solo en cuatro indicadores:

  • Orar: a veces hasta noches enteras… (Mc 1,35; 3,7; Lc 6,12; 11,1).
  • Profundizar el mensaje del Reino (Mc 4,10ss).
  • Fortalecer los compromisos y pertrecharse para superar la tentación (Mt 4,1-11; Lc 22,Lc 22,39-46).
  • Compartir experiencias y disfrutar de la convivencia (Mc 6,30-32).

Esto nos orienta para cada retiro, que siempre debe ser una experiencia saludable y gratificante, iluminando el sentido vital y el recorrido creyente.