Parroquia Santisimo Redentor Madrid

Vacaciones en Cristiano

 

 

Consideremos el sentido cristiano de las vacaciones: no deben ser un tiempo de ociosidad; sí un tiempo oportuno para el descanso, pero sin abandonar el cultivo de la espiritualidad ni la atención a los valores esenciales. Hay dimensiones importantes de la vida que no debemos desatender nunca.

El verano es una oportunidad preciosa para la actividad creativa. Por tanto, nada de pasividad, ni de “matar el tiempo”, olvidándonos de todo… El verano no es un período para la simple exterioridad, sino ocasión para gozar a fondo, pero viviendo en positivo. Es oportunidad para reforzar el sentido de la vida, aprovechando el descanso para tonificar el espíritu, para vivir en profundidad lo que el ajetreo diario no nos permite a lo largo del año.

Y si a esto añadimos “solidaridad”, una de las características de los cristianos, el acierto de estos días será total. Muchos aprovechan el tiempo de las vacaciones para actividades de voluntariado…

Por tanto, meditemos: ¿Cómo vivir las vacaciones en cristiano? ¿Cómo aprovechar el tiempo libre del verano? ¿Cómo proceder para acabar las vacaciones con una psicología verdaderamente reconfortada y renovada?